_CLO3894.jpg

Una cálida mañana de un Sábado de verano nos despertamos con ganas de brunch. Condujimos hasta The Berkshires, MA, con la esperanza de encontrar un café del que había oído hablar antes pero del que no sabía mucho.

El restaurante lleva el nombre de sus coordenadas geográficas, Pleasant and Main streets, en un pueblo tranquilo, no un lugar con el que te tropiezas accidentalmente.

Cuando crucé la puerta, todo lo que vi fue un desorden perfecto y hermoso. Este lugar no es solo un restaurante/cafetería, sino una tienda de antigüedades, antigüedades que han sido coleccionadas durante años por su propietario, Craig Bero.

Después de sentarnos afuera en el rincón más adorable, nos sirvieron café, croissants acompañados de mantequilla y la más deliciosa mermelada casera, y como cortesía nos trajeron un crepe relleno con crema y cubierto de frutos rojos, antes de ser seguido por nuestras opciones.

Tom pidió un croissant abierto relleno de huevos revueltos, jamón, gruyere, verduras mixtas y papas, yo pedí tortitas con frutas de temporada con jarabe de arce local. Todo tiene un sabor hogareño, fresco y delicioso.

Este lugar se siente auténtico, los productos son locales  y recién recolectados, la decoración es vintage y está bellamente exhibida, y su dueño es pura hospitalidad.

Tuvimos la oportunidad de hablar un poco con él y de saber que Craig llegó a The Berkshires después de muchos años de experiencia en restaurantes en Greenwich Village,NYC, pero ahora está feliz aquí sirviendo a la comunidad local.

Comimos muy bien, fuimos atendidos por el dueño y el personal más dulce y disfrutamos sacando fotos y trayendo conmigo un  vaso de Cape Cod.

Este es definitivamente un lugar para visitar al menos una vez, sin embargo, nosotros lo visitaremos nuevamente.