_CLO6585.jpg

WASHINGTON ROAD TRIP

Washington alberga algunos de los paisajes más diversos y hermosos, desde una costa escarpada hasta montañas nevadas, y la mejor manera de verlo todo es desde la carretera.

Llegamos a Seattle el 6 de mayo por la mañana y fuimos directamente a recoger nuestra caravana. Siempre me ha gustado un road trip, soy de esas románticas que disfruta más de la carretera que del destino.

Después de ir al super por provisiones y algunas cervezas comenzamos el viaje, dirección a Olympic National Park.

Este parque nacional está ubicado en la esquina noroeste del estado, al otro lado del Mar Salish en Victoria, Canadá.

No planeamos el tiempo que pasaríamos en cada lugar, sino que decidimos disfrutar de cada lugar e ir al siguiente cuando nos apeteciese.

Dicho esto, pasamos 2 días en Olympic. ¡Qué  lugar tan bonito!

No olvides un impermeable para Olympic NP! 

Este parque nacional incluye la costa del Pacífico, áreas alpinas y un bosque lluvioso templado. Hay una tarifa de $ 30 por coche para acceder a todas las áreas del parque, pero solo tienes que pagar para visitar algunas de ellas.

Irónicamente, disfruté más de los lugares de los que nadie habla y menos de los más populares.

Nos alojamos la primera noche en un bonito parque estatal en las afueras de Sequim. Los parques estatales son excelentes opciones para pasar la noche. Ofrecen un lugar con fogata, mesa, espacio para tu tienda -en caso de que tengas una- baños y duchas públicas, y un precioso entorno natural.

Historia divertida, la primera noche entendimos mal el precio a pagar, dejas el dinero en un sobre. ¡Pagamos $ 10 pero costaba $ 30! Aprenderemos esto más adelante en el viaje.

 

De todos modos, después de una bonita puesta de sol, arcoíris incluido, descansamos y nos despertamos preparados para una caminata hacia el Hurricane Hill. Para nuestra sorpresa, toda la noche estuvo lloviendo y también temprano en la mañana y la carretera estaba cerrada. Más tarde supe que abren todos los días después de mediados de mayo y solo unos días antes de eso, ¡así que tenlo en cuenta si vas a visitarlo!

No perdimos el entusiasmo y fuimos a la siguiente parada, Lake Crescent y Marymere Falls. ¡¡¡GUAU!!!

El camino para llegar es tan bonito que nos detuvimos un par de veces antes de llegar.

Antes de salir de viaje, creo un mapa de viaje personalizado para poder realizar un seguimiento de mi hotel, los lugares de interés que quiero ver, los restaurantes y más. De esa manera puedo ver dónde está todo, ver qué lugares están cerca unos de otros y tener direcciones y notas al alcance de la mano. Les voy a mostrar lo fácil que es hacer uno. Abra Google Maps y cree una nueva lista, por ejemplo, Washington. Use la barra de búsqueda en la parte superior para comenzar a agregar ubicaciones a su mapa. Cada vez que tenga una ubicación para agregar, simplemente búsquela y haga clic en 'guardar' y guárdelo en la lista creada anteriormente. ¡Todos estos pines aparecerán en tu mapa cuando lo abras! ¡Espero que este consejo súper simple pueda ayudarte en tus futuros viajes!

 

El lake Crescent es un lago de glaciar que encontraras cerca de Marymere falls. Para llegar a las cataratas, entras en un hermoso y místico bosque.

 

Después de caminar por el bosque toda la mañana nos dirigimos a Forks.

Si eres fan de Crepúsculo, probablemente sabrás que esta es la ciudad donde se basan las películas. Sé que esta es una visita obligada para muchas personas, pero no para nosotros. Nos detuvimos para echar gasolina y seguimos.

Siempre trato de encontrar las cosas buenas de un lugar, pero esta ciudad no me gustó. No sé si fue porque visitamos en temporada baja y estaba vacío o por la sensación de un pueblo abandonado. De todos modos, como dije al principio, solo paso tiempo en lugares que encuentro interesante, así que como no queríamos explorar nada allí, fuimos aHoh Rainforest.

¡Este es otro lugar en el que necesitas pasar el tiempo! Esta es una selva templada única, con un ecosistema fascinante, que presenta musgo, abetos de Sitka, helechos y vida silvestre de todo tipo. Su ecosistema único se ha mantenido sin cambios durante miles de años y ahora es la selva tropical mejor conservada del hemisferio norte.

Hicimos The Hall of Mosses Trail 1.2 km y the Spruce Nature Trail 2km.

 

Terminamos el día de la mejor manera posible, en la playa.

Ruby beach es una joya!!!  debe su nombre a los gránulos rojizos que a menudo se juntan en la orilla.

 

Esta no es la típica playa, de arena y con palmeras pero yo diría que es aún más bonita que eso.

 

Olympic NP tiene más de 70 millas de costa escarpada que presenta rocas que emergen del mar y maderas flotante que recubre la costa. Simplemente hermoso y dramático.

 

Tuvimos mucha suerte de estar allí durante esta época del año, la playa estuvo allí solo para nosotros por un buen rato. Solo unas pocas personas más la visitaron esa tarde.

 

Pasamos toda la tarde allí, corriendo, bailando, explorando.

 

Hay algunos campamentos en la zona y otras opciones de alojamiento.

 

Al día dia siguiente  =estábamos planeando ir a Mount St Helens pero tuvimos un problema con nuestra furgo, tenía una fuga de gasolina y tuvimos que ir a Portland, Oregon, para darnos una nueva (La compañía de furgonetas fue muy amable y nos compensaron por el día perdido, los kilómetros y la gasolina).

Como ya estábamos allí, aprovechamos el viaje y disfrutamos de un paseo y nuestro almuerzo enWashington park.

Esta es la joya de la corona de Portland, un parque de 410 acres que alberga jardines, monumentos, un zoológico y más.

El jardín de rosas es el jardín de rosas público de funcionamiento continuo más antiguo de los Estados Unidos. ¡El espacio cuenta con más de 10,000 rosas!

Comienzan a florecer en junio, por lo que no pudimos verlas, pero encontramos otras flores en plena floración.

 

Tenemos mucho que conducir, así que nos dirigimos haciaMt Rainer.

Llegamos a última hora de la tarde para encontrar el área toda nevada. No esperábamos tanta nieve y frío así que buscamos una pequeña posada(Inn) justo afuera del Parque para pasar la noche y calentarnos.

El día después entramos al parque, tarifa de $30, ¡para ver aún más nieve en las montañas!

Fue un poco decepcionante no poder hacer las caminatas como se esperaba, pero la vista no tuvo precio.

El monte Rainer con una elevación de la cumbre de 4393 m es la montaña más alta del estado de Washington.

Hay tres áreas principales del monte. Parque Nacional Rainier: Paradise, Sunrise, y Mowich Lake

Sunrise es la mejor para quienes visitan por primera vez con toneladas de senderos y bonitas vistas de la montaña.

 

Como no pudimos hacer ninguno de los senderos, dejamos el monte Rainer antes de lo esperado y nos dirigimos a Snoqualmie falls.

Snoqualmie Falls es una cascada de 82m en el río Snoqualmie. Es una de las atracciones más populares de Washington, ubicada a 45 minutos de Seattle y conocida internacionalmente por su aparición en la serie de televisión Twin Peaks.

La cascada no solo es preciosa sino también una fuente de energía. En 1889, Charles Baker construyó una planta de energía subterránea en las cataratas en la década de 1890 que todavía funciona en la actualidad. La planta de energía generó electricidad y empleos para los lugareños, y pronto se estableció una pequeña empresa en las cataratas.

No te apresures a estacionar en el primer aparcamiento que veas. Hay dos estacionamientos. El primero está ubicado frente al parque Snoqualmie Falls y cuesta $ 7. El segundo, que es gratuito, se encuentra al otro lado de la calle.

Puedes ver las cataratas desde un área del parque con una plataforma que ofrece vistas de 180 grados de la cascada y el albergue Salish.

 

 

Algo que me llamó la atención a lo largo de nuestro viaje fueron estas pequeñas cafeterías a lo largo de las carreteras. Nunca había visto algo así antes, ¡están por todos lados y son de lo más lindas!

En general, están cerca de una carretera principal o de una gasolinera y son muy pequeñas y ofrecen un café muy bueno.

 

Saqué esta foto a las afueras de la ciudad de Snoqualmie.

 

Nos vamos a Leavenworth.

Para llegar allí pasaras Washington Pass, que marca el punto culminante del viaje por carretera más pintoresco del estado de Washington, antes de descender a las laderas de las Cascadas.

 

Leavenworth, una falsa ciudad bávara para atraer turistas. A principios de la década de 1960, la ciudad estaba muerta y en un esfuerzo de última oportunidad para cambiar su precaria situación, los líderes de la comunidad decidieron cambiar la apariencia de Leavenworth, con la esperanza de atraer el turismo a la zona.

Aprovechando el hermoso telón de fondo de las colinas alpinas circundantes, la ciudad acordó remodelar su ciudad en un pueblo bávaro.

Después de haber estado en Baviera, puedo decir que hicieron un trabajo admirable imitando las pequeñas ciudades bávaras, pero la ciudad grita "¡Estoy hecha para turistas!" Aún así, disfrutamos mucho de Leavenworth. Tuvimos mucha suerte de encontrar una ciudad casi vacía y disfrutamos de diferentes actividades al aire libre alrededor de la ciudad.

Campers! Hay un aparcamiento gratuito para que los campistas pasen la noche en la ciudad.

El primer día comenzamos con un desayuno increíble en la cafetería de Louie y caminamos por la ciudad y el río.

Por la tarde tuvimos una visita muy agradable a Silvara Cellars.

Llegamos justo después de que abrieran a las 12 pm y el gerente pasó un rato explicándonos todo sobre su lugar y sus vinos.

Ubicado a las afueras de Leavenworth, con vistas a las colinas de Cascade, y rodeado de perales, ¡muchos de ellos! Allí supimos que toda el área tiene toneladas de perales, manzanas, cerezas y parras de uvas -esta bodega recolecta sus uvas de otras áreas de Washington.

Pedimos 2 'flights' degustación diferentes y ¡Oh, Dios mío! Solo puedo decir que la mayoría de las veces cuando hago una cata encuentro lo que me gusta y lo que no de la bodega, pero en este caso, cada vino fue muy bueno. Ahora entiendo por qué tienen algunos premios.

Mis favoritos absolutos fueron el Chardonnay y el Petit Verdot.

 

Después de tanto vino, estábamos un poco achispados, ¡nos fuimos a por una caminata! Sí, sé que estamos locos.

Sauer's Mountain Trail es principalmente conocido por los lugareños y no tanto por los turistas, ¡y es un sendero tan hermoso!

El sendero está en propiedad privada y se hace accesible gracias al dueño de la propiedad que lo construyó. Solo hay espacio para unos 10 coches.

Disfrutamos de una variedad de arte funky en la primera sección del sendero, incluidos muchos de los tótems y rostros tallados de Sauer en los árboles. Luego, vistas de los picos circundantes y flores silvestres en todas partes.

 
_CLO6394.jpg

Un paseo por la tarde: PERALES POR TODOS LADOS! antes de venir aquí, no tenía ni idea, pero la producción comercial de peras en los EE. UU. se centra en Washington y California.

Más tarde busqué en Google por qué se plantaron juntos y por qué eran tan pequeños. Llegué a saber que se plantan juntos para obligarlos a competir por los nutrientes, el agua y la luz solar, lo que frena el vigor y genera más fruta. Y mantener los árboles a no más de 12 pies de altura permite el uso de escaleras más cortas y menos tiempo en las escaleras para los trabajadores, lo que reduce el tiempo de poda a la mitad y aumenta la eficiencia de la recolección.

 

Esta tendencia fue introducida por Rudy Prey, un agricultor de Leavenworth, y se sigue ahora por otros alrededor.

 

Después de unas dos horas en coche desde Leavenworth, aterrizarás en el salvaje oeste.

Winthrop Es una ciudad muy pequeña, edificios de estilo occidental, tiendas de viviendas, galerías y restaurantes bordean una pasarela de madera.

Los nativos americanos fueron los primeros habitantes de esta tierra. En 1883 llegaron los primeros colonos blancos permanentes en busca de oro. Uno de esos colonos, Guy Waring, decidió instalarse allí. Este sería el comienzo de Winthrop.

 

En 1972, la Carretera Estatal 20 estaba a punto de completarse sobre North Cascades y los dueños de negocios locales comenzaron a planificar para los viajeros que pasaban por la ciudad. Estuvieron de acuerdo con la idea de una restauración de temática occidental que todavía existe.

 

A pesar de ser una ciudad hecha para turistas, cuando la visitamos había tantos lugareños que se sintió realmente auténtico.

Después de esta curiosa parada nos dirigimos a The North Cascades National Park, caracterizado por picos irregulares, profundos valles boscosos, cascadas y más de 300 glaciares.

Al igual que el monte Rainer, las zonas más altas de este Parque Nacional estaban llenas de nieve y, por lo tanto, no pudimos hacer las caminatas que queríamos. ¡Pero a pesar de este hecho, el área es simplemente majestuosa y hermosa!

 

Entramos al parque por el este para encontrarnos con estas espléndidas montañas nevadas.

 

Si como nosotros, viajas a este parque antes del verano y no puedes hacer las caminatas, da un paseo en coche, detente en los miradores, en el río y Diablo lake.

Merece la pena la visita.

El lago Diablo es una presa con un característico color turquesa en verano, debido al derretimiento de los glaciares, resultado de finas partículas de roca en suspensión que refractan la luz solar, y un azul intenso antes del verano.

 

Lo mejor de visitar antes de la temporada alta es que el lugar es casi para ti solo. Pasamos unas horas junto al lago disfrutando de la vista, el buen tiempo y una cerveza local de Leavenworth.

Icicle -Cómo se conocía a Leavenworth antes de la estética bávara, es una cervecería local que no tuvimos tiempo de visitar, pero Tom estaba obsesionado con probarla debido a su eslogan 'Desde la cima de la montaña hasta el fondo de tu copa'.

Me volvió loca durante dos días diciendo el lema !!!! Hasta que encontramos la cerveza en un supermercado y compramos un paquete de 6. ¡Estoy muy contenta de haberlo hecho! Tom estaba feliz, la cerveza estaba bastante buena y el diseño de la lata era tan lindo -hecho por un artista local- que traje una a casa.

A última hora de la tarde terminamos en otro parque estatal, Rasar State Park.

¡Esta vez tampoco pagamos los $ 30! Pero esta vez fue porque pudimos hablar con uno de los trabajadores y nos dijo que puedes pagar 12 si no usas uno de los espacios completos, sino solo un lugar en el estacionamiento. Así lo hicimos ya que solo queríamos dormir.

Tuvimos un día extra inesperado, ya que no pudimos hacer todas esas caminatas, antes de que planeáramos ir a Seattle. Aprovechamos esto y fuimos al Valle Skagit para ver los tulipanes y luego ¡Seattle!