Mi historia de amor

Nuestra 

canción

El inesperado viaje de mi vida

Siempre he considerado la vida como una aventura, una experiencia relativamente corta que no sabes cuando terminará, pero que lo hará, que quiero sentir y disfrutar al máximo.

En los últimos años me he dedicado a viajar, conocer nuevas culturas y visitar algunos de los paisajes más increíbles del planeta; Siempre pensando en el siguiente destino sin ningún tipo de atadura. Pero como todos bien sabemos, la vida no nos da exactamente lo que nosotros pedimos sino lo que ella quiere; Y así, comienza esta historia...

 

En Mayo de 2019 me encontraba en Dublin visitando a mi amiga Estefanía cuando decidí hacer un viaje inesperado a Islandia (POST) que cambiaría mi vida.

 

Tras mi vuelta de Chile (POST) Estefanía se había mudado a Dublin y yo me estaba planteando irme con ella, una oportunidad de mejorar mi inglés y vivir una temporada en otro país. Pero tras pasar dos semanas en la ciudad no estaba muy convencida; Fue entonces cuando pense en hacer un viaje corto para despejar la mente y tomar decisiones. Abrí mi aplicación de Skyscanner y busqué vuelos baratos, y ahí estaba, Islandia, un sueño sin cumplir.

 

Después de un día de dudas sobre ir o no ir, buscando gente en Couchsurfing que viajase esos días, encontré a Janine. Esta simpática Alemana ya tenía todo el viaje organizado con otras dos chicas, Lera (Rusia) y Elena (Lituania), y buscaban a otra persona para completar el grupo. ¡Esto era perfecto! Compré los billetes y unos días más tarde estaba recorriendo el sur de Islandia.

 

Al principio del viaje Janine comentó que inicialmente un chico Americano se iba a unir a ellas pero que decidió no hacerlo -Gracias a ello me uní yo- porque habían algunos puntos del viaje que no cuadraban con sus planes, pero que más tarde se uniría a nosotras en la última parte del recorrido. Y así fue; la noche del jueves 9 de mayo Tom entró en nuestra habitación de un hostal en Borgarnes cargado de botellas de alcohol y con una cara que decía 'Espero que estas 4 desconocidas no intenten asesinarme'.

Tras comer unos improvisados burritos -Teníamos escasez de provisiones y dinero- y probar algunos de los licores típicos del país, Tom confirmó que no eramos locas ni peligrosas y quedamos en descubrir Snæfellsnes Peninsula al día siguiente todos juntos.

 

Los siguientes días disfrutamos de la compañía de Tom descubriendo nuevos lugares hasta nuestra despedida el domingo 12 en Reykjavik.

 

En ese corto período de tiempo que pasamos juntos en la tierra del hielo y el fuego no pasó nada entre Tom y yo pero ambos sentimos un 'buen rollo' especial y seguimos en contacto por las redes.

Un día le comenté a Tom mis dudas sobre irme a Dublin, quería irme a un país de habla inglesa pero no me terminaba de convencer Irlanda y él, medio bromeando medio en serio me dijo 'Aquí tenemos una habitación libre si quieres venir'.

La broma acabó siendo una opción bastante interesante para mí, pasaría 2 meses en contacto directo con la cultura y ya tenía un amigo en el lugar.

Así fue como el 19 de Junio aterricé en Nueva York.

 

El 20 de Junio, lo que varios ya predecían excepto Tom y yo, tras unas cuantas cervezas, nos besamos.

 

Tras pasar juntos el mejor verano de nuestras vidas, un par de semanas antes de mi vuelta a casa, la pregunta: Tom, ¿esto es un amor de verano o algo más?

Nos dimos cuenta que no era algo pasajero, que lo que estábamos sintiendo era real, que queríamos pasar mas tiempo juntos.

 

En septiembre regresé a Connecticut para asistir a una boda y la idea de no vernos en un tiempo era dura. Asi que organizamos un viaje en Octubre a Budapest, Madrid y Canarias.

El día antes de Tom volver a USA nos sentamos a pensar en nuestro futuro.

Acordamos en que yo pediría un visa de turista por 6 meses para poder pasar mas tiempo juntos antes de yo irme a Canada -Me habían concedido una visa de trabajo que llevaba años queriendo.

En Noviembre de 2019 volvi a Connecticut con la intención de pasar unos meses disfrutando y viajando juntos antes de irme a Canada. Pero como dije al principio, la vida no es como uno la planea.

El 13 de Febrero de 2020, cuando estabamos haciendo un Roadtrip por la Costa Oeste (POST), Tom me pidió matrimonio.

Fue totalmente inesperado, incluso para él, pero la idea de irme en breve a otro país y estar separados no le gustaba a Tom, y a mi tampoco.

La proposición, inesperada y sin organizar, fue perfecta. Los dos solos, acampando en el Valle de la muerte, tomando una cerveza y mirando al cielo estrellado.

Tras la emoción de esos dias, volvimos a Connecticut y las noticias empezaban a hablar de un virus que ya se dejaba ver en EEUU. Otro suceso se interponía en nuestro futuro. 

Habíamos pensando en que yo volviese a casa y organizar un boda, pero esto llevaría tiempo, dinero y con este virus viniendo la incertidumbre de cuanto tiempo estaramos separados.

Fue entonces cuando el 20 de marzo de 2020 decidimos casarnos, los dos solos, en Hawaii (POST

Nos dimos cuenta que esto era realmente lo que queriamos, una boda intima en la playa y una luna de miel includa.

Asi lo hicimos, y aquí estoy en Connecticut con mi amor.

 

Te Quiero Tom.

Tú eres mi destino favorito entre todas mis aventuras.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now