Siempre he vivido con prisa, tratando de hacerlo todo rápido, de ser eficiente. El año pasado, cuando me mudé a los Estados Unidos y tuve que parar, porque no podía trabajar, me di cuenta de esto, estaba viviendo en un apuro constante y me estaba poniendo ansiosa con la idea de reducir la velocidad. Fue entonces cuando descubrí este estilo de vida, el slow living.

Slow living se ha convertido en una gran tendencia. Pero su mensaje esencial es consumir menos y adoptar un enfoque más lento de la vida cotidiana. Ya ya consumía menos, siempre he odiado el desperdicio, pero acercarme a la vida cotidiana con un ritmo más lento era un desafío.

¿Como lo hice?

Supongo que este último año no ha sido lento solo para mí, sino para mucha gente debido al Covid. De repente, las actividades que una vez llenaron nuestros calendarios se cancelan y nos queda reevaluar lo que es realmente importante. Probablemente hayas aprendido ya muchas cosas por tu cuenta durante este año. De todos modos, voy a compartir contigo algunos consejos y espero que encuentres algunos de ellos interesantes.

El consejo más importante: No hay una forma adecuada de hacer las cosas para llegar a tener una slow life. Te daré mis consejos pero no hay reglas, A TU MANERA. DEFINE TU PROPÓSITO Y LO QUE ES IMPORTANTE PARA TI. Y RECUERDA ESTAR PRESENTE.

Rompiendo Mitos:

  • Slow living no significa a cámara lenta

  • Slow living es una elección, un estilo de vida  que te ayuda a vivir en paz y a acercarte a ti mismo, pero no es el único estilo de vida para conseguir esto.

  • Slow living es no lo mismo que simple pero que en general se combinan. Lo simple se refiere más a las cosas y slow al tiempo.

  • Slow living no es sobre estética  Últimamente estoy viendo en los medios cómo este estilo de vida se relaciona con la estética. Esto no está mal, a mi me encanta la estética, es uno de los placeres de la vida. Pero hay que tener cuidado con esto porque para seguir el ritmo de estas redes sociales pierdes la esencia y te metes en esta velocidad y el consumismo.

  • Slow living no es hacer o ser menos  sino hacer lo que es esencial para ti y olvidarte del resto.

  • Slow living no es anti tecnología Existe una diferencia entre lo que realmente necesitas y lo que intentan venderte, y existe una diferencia entre usarlos como una herramienta a usarlo como algo imprescindible todo el tiempo.

Como vivir una slow y simple vida:

  • Slow living comida: 

Tomarse el tiempo para disfrutar realmente de las comidas que preparamos y comer con atención. Mientras comes, observa los sabores, texturas y aromas de cada elemento de tu plato. Mantén tu teléfono alejado y Netflix, y concéntrate en el plato que has preparado.

  • Slow living Hobbies: 

Se intencional con tu tiempo libre. No se trata de llenar tu calendario y asistir a eventos sociales por un sentido de obligación. Haz lo que realmente te da alegría.

  • Slow living lectura: 

Hoy en día tenemos acceso a todo tipo de información rápida. Leer un libro es un proceso más lento de recibir la información pero te da la oportunidad de entender y disfrutar de esa informción.

  • Slow living al aire libre: 

Yo priorizo ​​el tiempo que paso al aire libre, en contacto con la naturaleza. Sal a caminar, siéntate y siente el sol en tu piel, respira el aire fresco de la montaña o el aire salado. Presta atención a los detalles, la naturaleza es extraordinaria. Disfruta esos momentos y si es posible, inclúyelos en tu rutina diaria.

  • Slow living el hogar: 

Crea un espacio en el quieras estar, que te haga sentir bien. Esto no significa que gastes un montón de dinero en tener la mejor casa sino que crees un lugar en el que seas feliz y estés cómodo.

  • Slow living mente: 

En mo opinión esta es la más complicada. Necesitas trabajar en tu mente, aprender a poner toda tu atención en ti mismo y en general a sentirte como en casa en tu propia mente y cuerpo. 

  • Slow living trabajo: 

Este también puede ser complicado. Necesitas comprometerte a poner tu vida antes que el trabajo, esto no significa que no trabajes o que no  apresurarás las cosas a veces cuando lo necesites, pero siempre recordar que esto es una parte de tu vida y no toda tu vida.

  • Slow living travel: 

Con el exceso de turismo y el aumento de los destinos instagrameables, el movimiento de slow traveling se trata de recortar tu itinerario y sumergirte en el lugar. Disfruta de la cultura, el paisaje, las tiendas, la comida, etc.

  • Menos consumismo: 

Una vida más consciente no tiene por qué significar minimalismo o austeridad. Pero la búsqueda de posesiones materiales es infinita por diseño, y nunca te traerá felicidad. Slow living significa estar agradecido por lo que tienes y fomentar un trabajo significativo, relaciones profundas y un ocio alegre.

Aún encontrarás alegría al comprar algunas cosas, pero la clave es reducir la velocidad con la que las posees. 

SE CONSCIENTE Y DISFRUTA DE LA VIDA

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now